cancha inclinada | Revista Crisis
la casta está en orden
cancha inclinada
Fotografía: Susi Maresca
16 de Julio de 2023
crisis #58

La decisión del oficialismo de cancelar la precandidatura presidencial de un hijo de “la generación diezmada” para ungir a un vástago del menemismo encierra efectos simbólicos y políticos cuyos alcances pueden ser devastadores. El discurso con el que la vicepresidenta Cristina Fernández coronó la operación de investimento de Sergio Massa explicita el difícil trance que atraviesa el kirchnerismo, atormentado por una deriva que no controla y más bien padece. “Yo sé que el que me está escuchando va a decir: ‘¡uy, qué quilombo que tienen estos!’. La política también es conducir el desorden, y tratar de ordenar de la mejor manera posible para convertir a la política en un instrumento de transformación y cambio. Y si todavía no podés transformar, al menos tranquilizar”. El contraste entre una narrativa de fuerte tono cuestionador que llega a poner en duda la vigencia de la democracia y una pragmática coyuntural defensiva y plagada de concesiones deviene cada vez menos comprensible.

La designación de un exponente particularmente “arribista” (para usar la expresión de su biógrafo) y opaco del sistema político en un contexto de aguda crisis de representación solo se explica por la extrema dependencia del gobierno respecto de su figura. En el fondo, se trata de una extorsión. Más que a la sociedad, la candidatura presidencial del ministro de Economía está orientada a tranquilizar a los poderes fácticos. Y si se toma un poco de perspectiva, lo que está en riesgo es el legado de la actual conductora del movimiento peronista.

Si la fórmula conformada por Juan Grabois y Paula Abal Medina, que a último momento evitó la candidatura única en Unión por la Patria, no logra neutralizar la maquinaria disciplinadora que se desplegó con el objetivo de invisibilizarla, el ciclo iniciado en 2001 se habrá cerrado definitivamente, dando paso a una atmósfera de clara tonalidad noventista. Como dijo con humor negro un conocido animador mediático de explícita identidad kirchnerista: veremos a Mark Stanley, cual Guillermo Francella, saludando radiante cada nuevo amanecer.

 

el juego de las resistencias

 

El elemento más notable es la capacidad que tuvo el establishment para blindar la oferta partidaria. En primer lugar, las coaliciones evitaron la fractura a pesar de que ambas implosionan por dentro. En segunda instancia, las principales fórmulas en pugna comparten un consenso básico consistente en dedicar el próximo quinquenio a conseguir las divisas necesarias para pagarle al Fondo Monetario Internacional. Una vez conjurado el fantasma de la fragmentación política, la tarea consiste en esmerilar los extremos para que reviva la vieja polarización sin alternativas -ahora también sin promesas. El sistema político resistió así al embate de una sociedad enojada. Leyó el descontento y logró disipar la energía negativa, conservando las propiedades de un circuito cerrado. El 13 de agosto, cuando la población se exprese en las urnas, sabremos si la operación denegadora resulta eficaz o el malestar de la demanda encuentra cauces imprevistos.

Si a nivel institucional se advierte un desacuerdo profundo sobre la forma y el sentido mismo de la representación, en torno a los modelos de desarrollo la unanimidad de las élites es directamente proporcional a la exclusión o el sometimiento de las mayorías. La fiebre exportadora supone la conquista de nuevos territorios y consagra la entrega de la soberanía nacional, aunque el relato diga lo contrario. La política al servicio del capital se torna peligrosamente performática: dice que hay regiones desérticas y luego de saquearlas efectivamente las convierte en desierto. Nos abren las venas y la conducción dice que no nos van a defraudar.

Jujuy emerge, en este contexto, como un subtexto disonante. El reverso sangrante de una campaña electoral desangelada. Allí se advierte, como en un espejo roto que adelanta, el drama que en los próximos meses viviremos. La pregunta es si la furia que se acumula por abajo derramará, como en otros tiempos, desde las periferias de la patria hacia su centro productivo y demográfico.

Relacionadas
elecciones 2023/ peronistas, radicales y renovadores uníos / Río Negro vota pri
Por Pablo Bassi
Elecciones 2023 / fractura expuesta / Neuquinizate
Por Emiliana Cortona
elecciones 2023 / arriba la concordia / caudillo start up
Por Pedro Lacour
Elecciones 2023 / una remake de los 90 / ¿La Rioja vota la libertad?
Por Facundo Iglesia
Elecciones 2023 / radicalismo k / Se vota en el sur del sur
Por Gabriel Ramonet
elecciones 2023 / mi querido enemigo / La Pampa es peronista
Por Juan Pablo Gavazza
Elecciones 2023 / Oro blanco / Salta electrónica
Por Jesica Aparicio
alto perfil / córdoba ultraoficialista / pejotismo mediterráneo
Por Luis Zegarra
Destacadas
podcast de revista / quinta temporada / análisis geopolítico
Por Marco Teruggi
diálogo picante / autoayuda para políticos / el trauma del pro
Por Mario Santucho
la tierra en disputa / sed terrateniente / resistencia mapuche
Por Hernán Schiaffini
sucesos argentinos / resistir la catástrofe / historia del presente
Por Agustín Valle