Martín Menem: el sobrino libertario | Revista Crisis
Elecciones 2023 / una remake de los 90 / ¿La Rioja vota la libertad?
Martín Menem: el sobrino libertario
La Rioja fue el feudo político de Carlos Menem y su familia, y la plataforma política para el salto a sus dos presidencias. En estas elecciones vuelve el apellido a las boletas provinciales a través de un sobrino empresario que abraza las ideas libertarias con desparpajo sin renegar del legado peronista de su tío. ¿Quién es Martín Menem? Entrevista al heredero con impronta propia.
Ilustraciones: Nicolás Daniluk
06 de Mayo de 2023

 

Una y otra vez Martín Menem (MM) dirá que no, que su lanzamiento a la política es exclusivamente por “interés personal”, que no tiene nada que ver con el histórico apellido que porta. Con el apellido que comparte con su padre Eduardo y con su tío Carlos Saúl, a quien llama simplemente “Menem”. Dirá que durante su niñez, ser Menem era una carga y que la política le parecía algo lento, burocrático, ajeno. Que él siempre fue un emprendedor, un abogado que se recibió “muy jovencito”, un empresario. Un outsider. Que la cosa pública recién lo sedujo en el 2020, a sus 46 años.

Repetirá que su carrera política, cuyo paso actual es una candidatura a la gobernación de La Rioja que se dirimirá mañana, fue motivada por experimentar en carne propia lo que llama “el decaimiento del sector privado”.

“El único que genera riqueza, el que permite que todo lo demás funcione”, afirma, como quien dice una obviedad, un mantra.

Retrocedamos: en 1998, recién recibido, MM funda lejos de su terruño, en Buenos Aires, Gentech, una empresa de importación de suplementos deportivos. Los traía de Estados Unidos a precio, durante el régimen del “uno a uno”. El estallido de la convertibilidad lo deja con una abultada deuda en dólares, pero logra pagarla y, años después, pasa de solo traer los productos a fabricarlos: se vuelca, forzosamente, a la sustitución de importaciones.

Pero luego vinieron las trabas: aranceles y “cepos” para importar, modificaciones del tipo de cambio, falta de crédito competitivo. “Sobrevivir en el ámbito privado se transformó en una carrera de obstáculos directamente”, dice. “Eso es parte de lo que me lleva a meterme en todo esto: debería ser más simple, para que crezca la economía y haya más laburo y menos planes, para incentivar la economía hay que liberalizar las cosas.”.

Cuando lo pica el bicho de la política, MM ya conocía a Javier Milei, el mediático economista y precandidato a presidente por La Libertad Avanza, el espacio “libertario” anti-Estado. La alianza fue casi natural.

Yo soy abogado, pero me gustan los números, entiendo bastante, me doy maña porque estoy en el día a día de una Pyme. Entonces, tengo mucho contacto con la vida real, por eso siempre hablo con muchos economistas de índole liberal. Los conozco a casi todos: con [el ex ministro de Economía de Menem, Domingo] Cavallo me he juntado alguna vez a escucharlo. Y Javier era uno más de todos los economistas que conozco. Y me gustaron mucho las ideas que estaba promoviendo y… bueno… Ahí se da la posibilidad de empezar a participar y de trabajar en el espacio. Pero no por el lado de mi familia, eh.

¿Cómo te definirías ideológicamente?

Tengo en mi sangre ideas justicialistas de centroderecha, con una economía popular de mercado, si se puede decir así. Sí, justicialista de centroderecha.

¿Por qué, entonces, sumarte a La Libertad Avanza?

Javier es quien mejor representa las ideas de Menem, las ideas de los 90. Lo ha reivindicado como la mejor gestión, cosa que comparto. No por ser familiar sino por los números: con Menem los números de la Argentina coincidían con los de un país de la Comunidad Económica Europea. El crecimiento económico, el PBI per cápita, el PBI industrial, las exportaciones, en el desempleo, pobreza, indigencia...

"Tengo en mi sangre ideas justicialistas de centroderecha, con una economía popular de mercado, si se puede decir así"

Este domingo 7 de mayo La Rioja elige gobernador y vice, once diputados provinciales, intendentes y concejales en sus 18 departamentos, además de 36 convencionales constituyentes. El actual gobernador, el peronista Ricardo Quintela, busca su reelección enfrentado por dos dirigentes sub-50: Felipe Álvarez, referente de Horacio Rodríguez Larreta en Juntos por por el Cambio, y por MM representando a La Libertad Avanza. Quintela es el amplio favorito y quizá la disputa abierta es por el segundo lugar, que se dirimirá entre la derecha cambiemita y el ultraliberalismo.

antiestatismo moderado

El sábado pasado, bajo el sol riojano, MM, de rigurosa camisa celeste con el botón superior desabrochado, fue el único dirigente que acompañó en su recorrida por el centro de la capital provincial a Javier Milei, de campera de cuero y flanqueado por su hermana Karina, alias “el jefe”. Banderas con la serpiente de Gandsen ondearon desde las calles 9 de julio y San Nicolás de Bari. “Pongan huevo, la casta va a correr”, coreaba la multitud.

“Mucho fervor, mucha esperanza. Imaginate que es algo espontáneo que se convoca por redes sociales. En la capital había no menos de 4.000 o 3.500 personas. Gente de todas las edades. A pesar de que ningún medio local lo quiso mostrar. Cometen el error de tratar de ocultar la cantidad y la multitud que convoca nuestro referente principal, que es Javier Milei”, dice Martín.

El diputado no ve ninguna contradicción entre ser Menem y "anti-casta", el término cada vez más resbaloso con el que Milei identifica a sus enemigos. "No tengo pasado político. Sorteo mi sueldo todos los meses. Digan lo que digan, casta son los que toman decisiones que les convienen en beneficio propio y no para favorecer a la sociedad en su conjunto".

La recorrida fue una anomalía en una campaña que venía siendo relativamente tranquila para los riojanos, antaño acostumbrados a grandes caravanas de autos, constantes jingles en la radio, enormes avisos en los diarios, y afiches pegados en cada poste de sus barrios. Este año, toda esa parafernalia estuvo ausente y gran parte del proselitismo se trasladó a las redes sociales, donde el mensaje político es más targeteado. Cualquier video en YouTube visto desde la provincia es precedido por el spot del candidato a gobernador por La Libertad Avanza. “¡Vamos Milei!”, corean jóvenes estudiantes de 16 años. “¡Vamos Martín Menem!”, grita un hombre de más de 50 en su bicicleta. “¡Vamos Menem, carajo!”, suplican dos basureros de la ciudad Capital.

Las exclamaciones son un homenaje el spot del expresidente Carlos Menem para las elecciones del 2003. Una de las pocas gigantografías en la ciudad lo pone más claro: “Menem es Milei. Milei es Menem.”

¿Qué expectativas tienen para mañana?

Somos una fuerza muy joven, con un año y medio de existencia. Hace tres meses que tenemos personería jurídica y el armado provincial se hizo en los últimos 60 días. Sabemos que es una provincia muy muy feudal, con dos partidos históricos y que aparecer como tercera fuerza no es nada fácil. Creo que nuestras ideas han prendido bastante en la sociedad riojana y vamos creciendo de a poco. No manejamos encuestas, pero la concepción que tenemos es que hay voluntad de cambio de verdad.
 

Para Martín, la ideología anti-Estado libertariana tiene límites y posibilidades muy específicos en una provincia con las características de La Rioja. En una provincia, como él llama, “feudal”.

Quintela representa al kirchnerismo, a la izquierda, al estatismo. A la no generación de empleo genuino, al Estado-dependiente. O sea, acá todo el mundo depende del poder político. El gobierno le pega a las personas un tiro en las piernas, después sale a repartir muletas y hay que decirle “gracias”. Para que vos entiendas: el Gobierno están repartiendo bolsones de comida. Es decir, te eligen el aceite, te eligen la harina, te eligen la polenta. Te eligen lo que vas a comer. Te eligen, a principios de año, los útiles para que le des a tus niños en el colegio. Te eligen hasta cuánto podés ganar, porque hay solamente trabajo en el Estado y porque casi no se han generado emprendimientos privados, porque donde hay uno, te han puesto una empresa estatal que compite que trabaja pérdida. Después, los planes de vivienda: construyen las casas que ellos quieren en el lugar que quieren y las entregan a dedo. La Rioja y varias provincias más no tenemos ninguna riqueza explorada todavía, porque hubo pobreza de ideas: el 93% de la actividad económica de la provincia la genera el Estado. El Estado está en todos lados, pero la gente ha perdido la libertad.

En una provincia como la que describís, donde se depende tanto del Estado nacional, ¿cómo aplicarían “el plan motosierra” de Milei?

Nuestro pensamiento de menos Estado es inaplicable en La Rioja, así que tomo lo que dice Ayn Rand de la "ética de la emergencia". Hay que salirse de lo que uno piensa y entender la realidad que se vive. Bueno, vamos a tratar de optimizarla y hacer que la actividad estatal se achique producto del crecimiento del sector privado. Es una provincia muy pobre en cuanto a la su productividad, pero a su vez es la primera o tercera que más recursos recibe por habitante, según el mes. En el 2020, la Argentina tuvo una inflación del 36%. La Rioja recibió 40% más de recursos que el año anterior. Y a los empleados públicos les aumentaron 0. Hay un número que también es muy fuerte, en la Rioja invierte más de 1.000 millones de pesos por mes en empresas públicas, locales, con eso se les da trabajo a 2.500 empleados. Con productos que no prosperan ni van a prosperar salvo uno o dos de 65. Entonces estamos gastando más de 400.000 pesos por empleado. Es tremendo lo que pasa. Más del 90% de los salarios estatales no cubre la canasta básica. Hay sobredimensionamiento de cantidad de docentes. No hay planificación financiera en cuanto a la educación. La plata está y es mucha. Hay deficiencia en su administración, en la gestión de los presupuestos y obviamente hay una parte muy oscura.

¿Por qué “oscura”?

No hay licitaciones en la provincia. Se votó una ley que autoriza el gobernador a renovar todo el parque automotor de la provincia a los automotores que tengan dos años o más de antigüedad. Hay autos oficiales a lo pavote y salarios de 40.000 pesos. Si vos, en lugar de pasar por el filtro del Gobierno, lo ponés en el bolsillo de la gente, eso solo va a generar actividad económica. La Rioja podría vivir en una isla con la cantidad de dinero que maneja la provincia. Si vos en vez de tener una línea áerea, sí, ¡una línea aérea tiene!, en vez de tener una empresa estatal de aguas... Hay 67 empresas públicas y no hay ninguna que sea rentable, salvo Internet para Todos y creo que una que produce chanchos. Si vos hacés que el Estado, con esa plata gigante, la gente tenga un salario más digno, va a reactivarse el consumo solo.

“Ponerle plata en el bolsillo a la gente” suena como las propuestas que suele hacer el kirchnerismo.

Esto no tiene nada que ver con el kirchnerismo. Somos parte de un tren. Podríamos vivir mejor en nuestro vagoncito. Yo no hablo de emitir más, porque nosotros no emitimos: digo que hay que usar mejor la que está.
 

menemismo con menem
 

Martín Menem es uno de los pocos candidatos provinciales libertarios, junto con Ricardo Bussi (hijo del represor Antonio Domingo Bussi) en Tucumán, que sobrevivió al comunicado de La Libertad Avanza de la semana pasada. Fue una verdadera purga: el espacio le soltó la mano a sus armados provinciales y declaró que "los esfuerzos y los recursos" estarán destinados exclusivamente a los comicios nacionales. Quizás porque hay, entre Menem y Milei, una sintonía que va más allá de lo político.
 

Milei y tu tío se vieron antes de que él falleciera.

Sí. Javier lo quería conocer a Menem y lo llevé. Fue una de las últimas personas que vio Menem antes de empezar con los problemas de salud que lo llevaron a su fallecimiento. Yo le dije: “Bueno, vamos a ir a verlo, vamos a ir un ratito, media horita y nos vamos”. Un viernes a la tarde, 19 horas. Le digo “19:30 te hago señas y nos vamos y lo dejamos tranquilo el Doctor que está cansado”. Y nos fuimos a las diez de la noche. La pasaron muy bien, charlaron mucho de economía, de la vida, de experiencias de la presidencia, de temas personales. Hubo mucha empatía. Y le dijo: “Vos tenés condiciones, tenés que meterte en política: vos tenés que ser presidente”.

 ¿Vos qué recordás de Carlos Menem?

Los árabes son muy cariñosos, muy presentes. Él, siendo gobernador, pasaba todos los días a tomar un cafecito a la casa de sus padres. Después de comer, a la hora de la siesta, viste que acá no labura nadie. También de chiquito, siempre me llamó la atención que nunca se enojara. Hay una anécdota que lo pinta mucho a él y es de cuando estaba preso --lo meten preso en el año 76-, se lo llevan de La Rioja y no pudo ver más a su familia, a su papá, a su mamá. A mis abuelos. Desde la terraza, mi abuela ve que se va el avión y dice “ahí se va mi hijo, se lo llevan a mi hijo”. Esa noche le da un ACV y se muere al otro día. Menem pide permiso al ministro del Interior de la Junta Militar [Albano Harguindeguy], pero no lo deja ir al velorio de su madre. Luego, cuando es elegido presidente, el primer indulto que firma es para él. Esto fue una pelea familiar. ¿Cómo podía ser que indultara al tipo que lo apartó de su familia? Más allá de ser un tema personal, había una necesidad de unión del país. Eso es lo que más me marca a mí como su característica: el perdón y el mirar para adelante. Una vez me dijo: “yo no tengo espejos retrovisores en mi vida”. A esa frase, después, la dijo Javier en televisión.

Decías que, más allá de tu apellido, el de Menem fue el mejor gobierno de la historia. Pero existe cierto consenso de que las políticas de tu tío terminaron en el estallido del 2001. ¿Estás de acuerdo con esa afirmación? ¿No te parece que la convertibilidad terminó en el 2001 de forma inevitable?

Es absolutamente falso, eso es mala fe. Cuando asume De La Rúa contratan un jefe publicitario para desprestigiar y denostar la imagen de Menem. Y a eso hay que sumarle que había varios grupos económicos interesados en devaluar porque estaban totalmente endeudados en el exterior y querían que el Estado se hiciera cargo de las deudas, que empezaron a decir que el problema era el uno a uno y la convertibilidad. No. El problema en Argentina siempre es el mismo: el exceso de gasto. Después vino el kirchnerismo, que fue la catástrofe más grande de la Argentina: a nivel social, económico y cultural fue el gran fracaso de la Argentina. Dejaron tierra arrasada. Después asume Macri, entiendo que con buenas intenciones, pero fue también parte del problema. Quiso hacer menemismo sin Menem, pero terminó haciendo kirchnerismo con buenos modales.

"¿Qué tiene de bueno la dolarización? Que es irreversible. En un momento, todos pensamos que la convertibilidad era para siempre. Y vinieron los pícaros: Alfonsín y Duhalde"

¿Apoyás la propuesta de dolarización? ¿Te parece que solucionaría los problemas del país?

¿Qué tiene de bueno la dolarización? Que es irreversible. En un momento, todos pensamos que la convertibilidad era para siempre. Y vinieron los pícaros: Alfonsín y Duhalde y [devaluaron] en el nombre de la competitividad. Y siempre acuérdense de esto: la competitividad es bajarle el salario del trabajador para competir con el mundo y los empresarios siguen ganando. La competitividad tendría que ser dada por la una baja de impuestos.

¿No creés que eso produciría una pérdida de soberanía?

Hemos tenido un promedio de 80 por ciento de inflación anual los últimos 80 años. ¿Para qué nos ha servido poder imprimir en nombre de la soberanía monetaria? Le hemos demostrado al mundo y a todos los argentinos que no podemos manejar nuestra política monetaria. ¿Por qué no vamos hacia un paso más y manejamos una moneda que no la podamos emitir nosotros, que no esté al alcance de la mano de los Duhaldes, de los Alfonsines, de los Kirchner, que les encanta este circo? ¿Por qué no volvemos a ser un país normal?

Relacionadas
elecciones 2023/ peronistas, radicales y renovadores uníos / Río Negro vota pri
Por Pablo Bassi
Elecciones 2023 / fractura expuesta / Neuquinizate
Por Emiliana Cortona
elecciones 2023 / arriba la concordia / caudillo start up
Por Pedro Lacour
Elecciones 2023 / radicalismo k / Se vota en el sur del sur
Por Gabriel Ramonet
elecciones 2023 / mi querido enemigo / La Pampa es peronista
Por Juan Pablo Gavazza
Elecciones 2023 / Oro blanco / Salta electrónica
Por Jesica Aparicio
alto perfil / córdoba ultraoficialista / pejotismo mediterráneo
Por Luis Zegarra
elecciones 2023 / cancha inclinada / paso a los dosmiluners
Por Ximena Tordini, Por Mario Santucho
Destacadas
podcast de revista / quinta temporada / cuando la realidad lo demande
Por Colectivo Editorial Crisis
las fuerzas puras / máquinas teatrales / entrevista a Pompeyo Audivert
Por Natalia Gelós
gatillo fácil en movimiento / mapa de la policía
Por Facundo Lo Duca
desfinanciación.ar / resistir y filmar / una de terror nacional
Por José Esses
También te puede interesar: