politizar la agonía de una época | Revista Crisis
manifiesto / capitalismo en serio
politizar la agonía de una época
09 de Junio de 2022

 

El desvalijamiento y las pintadas con amenazas que tuvieron lugar en el Almacén de la Unión de Trabajadorxs de la Tierra (UTT) de Almagro, en la Ciudad de Buenos Aires, son una señal de alarma para quienes consideramos que las organizaciones populares son actrices protagónicas en el proceso de transformación social por el que luchamos. La violencia como modo de resolver conflictos internos dolorosos y también debates necesarios, solo consiguen corroer a un sujeto que es múltiple desde su nacimiento y democrático por naturaleza. Desecan su savia vital. Lo asimilan a aquellos poderes que combaten.

En el artículo editorial de nuestro último número planteamos la siguiente intuición: estamos ante el fin de una etapa histórica que se inició en 2001, al calor de las revueltas populares en buena parte del Continente y que permitió la emergencia de gobiernos progresistas en varios países. El desafío de construir una alternativa al neoliberalismo que se había soñado eterno y universal, es lo que parece haber fracasado. Y ese agotamiento es la verdadera causa de la intensa crisis que se percibe en el sistema político, y que afecta tanto al oficialismo como a la principal oposición.

En este contexto, algunas voces han comenzando a señalar el efecto que esta clausura motiva en “el compromiso comunitario” de las “organizaciones libres del pueblo”. E incluso alertan sobre el envilecimiento de las dirigencias populares, fenómeno que se verifica en distintos movimientos y sectores, incluso más allá de las fronteras de nuestro país. No se trata de hacer leña del árbol caído, mucho menos de propinar lecciones morales, sino de asumir el suceso como un síntoma del complejo dilema que enfrentamos hoy.

 

hipótesis 2019

La UTT es uno de los movimientos sociales más potentes y dinámicos de los últimos años. Gracias a su fuerte arraigo en el cordón frutihortícola del gran La Plata, lograron relanzar la lucha campesina en la Argentina, iniciada en los años noventa por el Movimiento Nacional Campesino Indigena (MNCI). Y contribuyeron a poner en primer plano, junto a otras organizaciones de trabajadores rurales, la disputa por la tierra en pleno siglo veintiuno. Pero tal vez su aporte más sustancial sea la capacidad para inastalar una alternativa política en la producción de alimentos de calidad y a precios populares, con énfasis en la transición agroecológica, prefigurando un conflicto estratégico con el principal poder económico del país, habitualmente conocido como “el campo”.

Además de su eficacia a la hora de organizar gremialmente a los pequeños productores, inventaron un método de protesta que les permitió irrumpir en la escena pública con mucha vitalidad simbólica, especialmente durante el gobierno de Mauricio Macri: el verdurazo. Al mismo tiempo, desplegaron un dispositivo de comercialización autónomo que logró escalar a niveles que hasta el momento el campo popular no había experimentado. Y quizás su hora de mayor influencia en la esfera política haya sido el Primer Foro Nacional por un Programa Agrario Soberano y Popular, del que participaron más de 3500 delegados de todo el territorio nacional en mayo de 2019, justo antes del inicio de la campaña electoral que le daría el triunfo al Frente de Todos.

Este rápido ascenso, y la onda expansiva del movimiento hacia distintas regiones del país, les valió una invitación desafiante de uno de los principales líderes del peronismo que volvía al poder: asumir la conducción del Mercado Central de Buenos Aires, una de las intituciones más oscuras de la cadena comercial que (de)forma el precio de los alimentos. Decidieron aceptar y designaron para la difícil tarea al principal referente de la UTT, aunque sin involucrarse como movimiento en la gestión.

 

no hay 2023

Lo sucedido el lunes en el Almacén de Ramos Generales ubicado en Díaz Vélez 3761 fue la respuesta adoptada por la UTT ante un “colectivo de exmilitantes” que el 18 de mayo decidieron abandonar la organización con críticas a una “concentración del poder y de la toma de decisiones extrema”. Los términos de ese cuestionamiento aparecieron en un breve documento titulado “La soberanía alimentaria sólo se alcanzará con democracia y feminismo”.

Que el desenlace haya tenido lugar el mismo día que la intempestiva eyección de Matías Kulfas del Gabinete Nacional, de cuyo Ministerio dependía el Mercado Central hasta hace poco tiempo, seguramente sea una casualidad, o una coincidencia aleatoria. Pero habilita una pregunta que nos parece urgente: ¿cuánto afecta el fracaso del Frente de Todos a los movimientos populares que eligieron hace tres años involucrarse en este experimento gubernamental? ¿Y cómo atravesar la debacle oficialista sin perder la razón y el horizonte emancipatorio?

Entiéndase bien: la crisis no es algo que se origina ni proviene únicamente desde la superestructura política. No hay una teoría del derrame de la crisis desde arriba hacia abajo. Los movimientos emancipatorios padecen sus propias parálisis y estallidos.

Y es evidente que este dilema no incumbe sólo ni fundamentalmente a la UTT, sino que afecta a todas las prácticas que bregan por un cambio social, y especialmente a los más vitales, incluyendo al feminismo, a las diferentes expresiones de la economía popular, a las experiencias culturales y mediáticas que pretendemos cuestionar al statu quo vigente.

Los signos de que se avecina una dura derrota (y no apenas un resbalón electoral) son cada vez más explícitos. El más preocupante de todos es la captura del malestar por parte de la ultraderecha, y su conexión con la sensibilidad antisistema.

Necesitamos recuperar la lucidez, curar heridas, recalibrar quiénes son los enemigos, sin que eso suponga resignar complejidad en el análisis. Sin perder la voluntad de poder. Hay que volver a las fuentes, antes de que tengamos desensillar hasta que aclare.

Para publicar más notas como estas necesitamos tu apoyo. Te invitamos a suscribirte a nuestra edición impresa o comprar el último ejemplar de la revista. También podés recibir todas nuestras novedades por Telegram, los domingos nuestro newsletter semanal el mundo en crisis y escuchar el podcast semanal crisis en el aire con lo más importante de la política argentina.

Destacadas
elecciones 2022 / bolsonaro not dead / pop-lulismo
Por Marco Teruggi, Por Mario Santucho
elecciones brasil 2022 / bolsonaro not dead / entrevista a breno altman
Por Marco Teruggi, Por Mario Santucho
podcast de revista / nacional rock / el resumen político de la semana
Por Colectivo Editorial Crisis
crisis eran las de antes / abril de 1974 / Cantar opinando
Por María Esther Gilio