emmanuel álvarez agis: un consultor en todos los frentes | Revista Crisis
alto perfil / poder x cantidad
emmanuel álvarez agis: un consultor en todos los frentes
Fue un golden boy que supo secundar a Axel Kicillof en el Ministerio de Economía cuando el modelo kirchnerista hacía agua por todos lados. Con la llegada del macrismo pegó un salto acrobático y abrió una consultora que hoy es una referencia para la elite financiera y empresaria. Sus diálogos confidenciales con Alberto Fernández lo ubican como un eterno candidato a reemplazar a Martín Guzmán. Acá está el economista de moda: Emmanuel Álvarez Agis.
Fotografía: Estrella Herrera
29 de Mayo de 2022
crisis #52

 

Primero, antes que nada, son máquinas narrativas. Los economistas con presencia mediática recomiendan, sentencian, auguran, calculan, comparan, trazan líneas históricas. De muy pocos sabemos algo más que su pertenencia a ese tótem de la verdad en tiempos de supremacía financiera: la consultora.

Emmanuel Álvarez Agis (EAA) tiene 41 años. Pertenece a una generación reciente de economistas que se sientan en la mesa chica de la elite económica. Su salida como funcionario público en diciembre de 2015 y la creación de una consultora, requirió de su inexorable conversión en una máquina narrativa: columnas semanales en programas televisivos, informes de coyuntura, cataratas de entrevistas, conferencias locales e internacionales.

En 2008 recibe el título de Licenciado en Economía en la Universidad de Buenos Aires y forma parte (como ayudante) de Macroeconomía II junto a Axel Kicillof (AK), profesor adjunto de la cátedra. Su avance político desde entonces es fulminante: en cinco años se convierte en viceministro de Economía (2013) cuando AK ocupa el cargo mayor en reemplazo de Hernán Lorenzino. Se cierra el segundo mandato de Cristina Fernández de Kirchner (CFK) y un grupo de economistas –tan jóvenes, tan porteños, tan académicos– protagonizan la gestión en los años previos a la gran derrota.

 

cambio de épica

A los 25 años (2006) lo contratan en Edenor para la estimación de la demanda energética. También comparte largas horas de discusión con AK y otros antiguos miembros de Tontos pero No Tanto (TNT), agrupación política de Ciencias Económicas que logra su máximo esplendor cuando desplaza a una Franja Morada en decadencia durante el delarruismo. No lo seduce la desconfianza en la representación política que arrastra esa generación militante. Tiene diez años menos que la mayoría. Durante 2008 se estatizan las AFJP y se desata la batalla con las patronales rurales por la 125. La épica está en otro lado. Y EAA lo sabe: “Cuando surge la crisis con el campo, aparece una filiación muy importante con el gobierno. Yo estaba como más motivado. A mí me parecía que nosotros estábamos todo el tiempo escribiendo ideas en los pizarrones y el kirchnerismo las iba implementando. Pero todas las discusiones políticas terminaban igual: ¿Por qué no entramos en el gobierno? Y los más grandes, con mucha razón, decían: es que ya nos van a cagar. Ellos venían de la movida del kilómetro 501 para no votar”.

La primera experiencia en el Estado, como simple analista técnico, llega durante 2009 en la Dirección de Coyuntura dirigida por Martín Abeles, viceministro de Economía durante el breve paso como ministro de Carlos Fernández. Estudian los efectos del estallido de las hipotecas subprime. Uno de sus colegas allí es un taciturno economista platense llamado Martín Guzmán. En paralelo, se suma como asesor del legislador Héctor Recalde, mientras el abogado laboralista enmienda las leyes del trabajo vapuleadas durante el menemismo. Llega por recomendación de AK ante el pedido de un economista por parte de Mariano Recalde.

Con los ex TNT comparte el Centro de Estudios para el Desarrollo Argentino (Cenda), creado por AK, en el que participan Cecilia Nahón, Augusto Costa, Javier Rodríguez, Nicolás Arceo, Carlos Bianco, Cristian Girard, entre otros. El grupo consigue un temprano hit que irrita al gobierno: publica un Índice de Precios al Consumidor alternativo al oficialmente adulterado, conocido como el IPC-7 provincias.

En 2011, cuando el modelo cruje tras la derrota por la 125 y la crisis financiera internacional, publican el libro La anatomía del nuevo patrón de crecimiento y la encrucijada actual. La economía argentina en el período 2002-2010. EAA escribe el primer capítulo junto a AK y Federico Marongiu: “¿Qué hacer? Ante el incremento de los precios internos, la lógica de la política económica empleada hasta entonces [2003-2007] indicaba que para continuar con el esquema era necesario la vía de la devaluación. Sin embargo, esa medida aislada hubiera implicado (…) un traslado a precios de los bienes transables, agregando a la inflación importada una cuota adicional de inflación cambiaria. De manera que era necesario desacoplar en un grado mayor todavía los precios internos de los externos y poner simultáneamente un techo a los no transables, para lo cual los instrumentos utilizados hasta entonces eran las retenciones y los controles de precios y tarifas. Mientras la alianza del agro y los grandes exportadores industriales puso freno a la primera medida, la segunda no conseguía los resultados esperados (…). Fue así que el gobierno quedó atado de pies y manos y la economía sujeta a los caprichos de los precios internacionales y a las corrientes del comercio y los flujos de capitales”.

En cuestión de meses serán ellos mismos los encargados de responder esa pregunta desde la cima del poder.

 

el desembarco

Con la estatización de las AFJP, el Estado pasa a tener acciones en 42 compañías estratégicas. AK se transforma en 2009 en director de Finanzas de Aerolíneas Argentinas y también en director de Siderar (Techint). Ya nada será igual para el Cenda.

En diciembre de 2011, con el cambio de gobierno, todos sus miembros meten las patas en el segundo mandato de CFK y avanzan como una barricada. EAA asume como subsecretario de Programación Macroeconómica, siempre tras los pasos de AK, ahora flamante viceministro de Economía. “Cuando se presentan en mi oficina el que habla de economía es Kicillof y Álvarez Agis no habla nada. Entonces me pregunta un empresario: ¿Estos quiénes son? Le respondo: Uno va a ser el secretario de Política Económica y el otro no sé, debe ser el custodio. Porque no se había presentado, se quedó callado”, recuerda Guillermo Moreno, entonces secretario de Comercio Interior. Pero EAA no le guarda rencor: “Ese día nos dijo una gran verdad: Muchachos, ustedes llegaron cuando se acabó la guita”.

Moreno mira con desdén a esos imberbes y azuza la interna entre “un grupo de jóvenes comandados por Kicillof y otro por Iván Heyn, que lo mandan conmigo y yo lo pongo debajo de Beatriz Paglieri como subsecretario de Comercio Exterior”. Un integrante del Cenda le baja el tono: “Me acuerdo el día que vino Axel y nos dijo: ganamos la interna. Y nos repitió un consejo de Héctor Recalde: Si lo cagás, no lo cargués. Si lo cargás es porque no lo podés cagar. Pero Iván siempre fue un compañero valorado”.

La disputa con un ala peronista desgastada se zanja definitivamente en 2013, cuando AK y EAA asumen como ministro y viceministro. “Ahí ya teníamos mucha confianza, hacía casi ocho años que estábamos todo el tiempo juntos. En la gestión, si la semana es de 7x24, era de 12x6 con Axel. La mayor parte de los días yo me iba hasta la casa, nos íbamos con el auto hasta el Ministerio, volvía a la casa, dejaba el auto y me volvía a la mía”.

Un alto ejecutivo del sector energético le agrega picante: “Ellos trabajaron muy juntos e hicieron una muy buena gestión, totalmente honesta, mal que le pese a los empresarios. Pero no seamos ingenuos, CFK los puso ahí para fijarle límites a Julio [de Vido], al que ya le había hecho la cruz después de que muere Néstor porque se había pasado de rosca con los pedidos de retornos. Quería jóvenes capaces y honestos que refrescaran la gestión en ese final de ciclo”.

Las primeras medidas ajustan una macroeconomía que hace agua desde hace un lustro: emiten deuda, devalúan la moneda, en un contexto de corridas cambiarias, se reducen subsidios que incrementan las tarifas (luz, gas y agua) y aumentan reiteradamente los combustibles. A la par que se introducen paliativos para empujar un consumo interno alicaído frente a una inflación en sostenido ascenso: Precios cuidados, Ahora 12, el Progresar, el Procrear.

 

acumulación originaria

Desde la cima del Ministerio, EEA da un paso trascendental: asume como director en Edenor, Transener y Pampa Energía, de Marcelo Mindlin, y en el Banco Macro, de Jorge Brito, dos empresarios decisivos para su futuro posestatal. Los primeros tiempos son agrios. Prevalecen los recelos entre un poder privado que los acusa de entrometerse en sus negocios y los prejuicios de los jóvenes directores con esas compañías que protagonizaron el festín privatista. Pero EAA ingresa en un mundo del que ya no sale: “Nosotros con Axel teníamos una tesitura de nerds imposible. Entonces creo que lo que nos generó un respeto adentro de las compañías es que venía un director por parte del Estado y sabía cuáles eran los temarios, les preguntaba por qué 2+2 daba 5 en el balance, les decía que la caja la estaban invirtiendo mal, o si veíamos un contrato que estaba fuera de precio de mercado, les decíamos: che, cómo puede ser que estemos pagando esto”.

Desde la cima del Ministerio, Álvarez Agis da un paso trascendental: asume como director en Edenor, Transener y Pampa Energía, de Marcelo Mindlin, y en el Banco Macro, de Jorge Brito, dos empresarios decisivos para su futuro posestatal.

 

Un director de esas empresas analiza el cambio: “Desde el Estado vos tenés dos formas de interpelar a las empresas. O lo hacés pidiendo el 10% de retorno o lo hacés con una interpelación político-ideológica. ¿Cuánto duraba un directorio cuando todo se reducía al pedido del 10%? Quince minutos. Cuando entraron Kicillof y Álvarez Agis empezaron a durar cinco horas porque eran palo y palo, una auditoría exigente”.

Un ejecutivo de Transener recuerda a EAA “como un profesional muy empoderado, siempre trabajando como el líder de esos directores provenientes del Estado. Él era el vocero de todo ese equipo”. Pero las tarifas estaban planchadas desde hacía una década y los reclamos eran virulentos. En un directorio en Transener, el presidente Gerardo Ferreyra, dueño de Electroingeniería, socia por entonces de Pampa Energía, advierte sobre “una inminente caída en default”. Un director corporativo que observaba la escena recuerda: “Emmanuel fue quien tomó la palabra para negarlo y le tiró números. Ahí Ferreyra se calentó y le dijo que ya era un hecho el default porque ese atraso tarifario grande y prolongado había hecho que no pudiéramos reemplazar el 33% de equipos que habían entrado en estado de obsolescencia. Si había una caída del servicio y el sistema de transporte arrastraba al sistema completamente, se iba a producir un apagón grande con graves consecuencias”. Ferreyra le retruca que los allí presentes serían penalmente responsables del desastre. Meses más tarde, la trifulca tiene efectos: se aprueba un plan de inversiones con fondos estatales.

EAA concluye hoy: “Es que lo que terminó pasando, y por eso el 99% de las empresas valoraron esa experiencia ex post, no muchas veces en público, fue institucionalizar, en el sentido legal del término, el lobby. Era decir: vos como Estado tenés acciones en esta empresa, entiendo que tengas una mirada en la compañía y otra en la economía en su conjunto, pero necesito comprar esta máquina porque si la compro puedo producir esto. O nos decían: el sistema bancario argentino por los límites no me presta por más de cinco años y mi pedido de repago para la reinversión es de siete. A veces en esas reuniones nos cagábamos a puteadas y a veces salían de ahí políticas macroeconómicas”.

El alto ejecutivo de una esas compañías apunta: “No hay que perder de vista qué empresas integraron como directores Axel y Emmanuel: Techint y Pampa. Las dos crecieron enormemente en ese período. Si vos mirás hoy las inversiones de Pampa en provincia de Buenos Aires, encontrás que está poniendo mucha guita y dando miles de puestos de trabajo. ¿El gasoducto Néstor Kirchner quién lo va a construir? Pampa y Techint. Acá se cree que porque ellos daban discusiones político-ideológicas estaban en contra de las empresas y eso nunca fue así”.

 

continuidad de los parques

El desastre electoral de 2015 deja en la intemperie a los integrantes del Cenda, con la excepción de AK, quien se convierte en diputado nacional. Así lo recuerda Carlos Bianco, actual jefe de asesores del gobernador de Buenos Aires: “No hubo ningún ofrecimiento para Emmanuel porque no hubo ofrecimiento de cargos para nadie. Nosotros cuando nos fuimos de la gestión, nos fuimos a buscar laburo. Yo me fui a la universidad de Quilmes y otros compañeros a la Universidad de José C. Paz y así sucesivamente. Axel no le ofreció nada a nadie”.

EAA le pone mayor romanticismo: “Yo no tenía la visión de seguir en el sector público por seguir. Nosotros lo hablamos con Axel de manera muy seria y profunda: entramos en 2011 y nos vamos en 2015. Si tenemos la especulación de que hacemos tal cosa y nos quedamos, y si hacemos tal otra… vamos a ser una manga de cagones, tiempistas, cuidándonos el culo. Yo estaba con la idea de que el 10 de diciembre terminaba mi gestión y terminaba mi experiencia en este parque de diversiones. No tenía ningún horizonte de futuro”.  

Efectivamente sale sin una opción laboral. Tampoco cuenta con una familia de respaldo: su padre es un histórico mozo del congreso nacional y su madre ama de casa. Pero tiene la mochila repleta de contactos y un estatus construido en las empresas de Mindlin y Brito. Cuando la economía aprieta, comienza a dar clases en la Universidad Nacional Arturo Jauretche. Los ingresos, evidentemente, son módicos para un exviceministro: “En ese momento, como Macri tomaba una medida por día y estaban todas mal, me llamaban los periodistas y me decían: ¿No querés salir ahora que podés hablar? Y ahí me empezaron a llamar primero algunos sindicatos, después me empezaron a llamar algunos intendentes y recién después me empezaron a llamar algunos empresarios. Algunas compañías me preguntaban: “¿Por qué no lo hacés sistemáticamente? A nosotros nos interesa lo que tenés para decir. Y ahí empezamos”.

Así nace la consultora PxQ [precio x cantidad], fundada junto a la economista Cynthia de Paz, quien dirige el área de análisis de Big Data para empresas. Si como saldo de la batalla con el campo entiende que la épica y el poder de transformación están en el Estado, tras su paso por la gestión arriba a una conclusión contraria y se mete de lleno en el mercado. Se sobreadapta a la época abierta por Cambiemos. Toma un camino opuesto a la mayoría de sus excompañeros, especialmente al de AK.

Si como saldo de la batalla con el campo entiende que la épica y el poder de transformación están en el Estado, tras su paso por la gestión arriba a una conclusión contraria y se mete de lleno en el mercado.

 

EAA disiente: “No, en lo absoluto. Es mucho más básico. Yo pienso que uno hace política para cambiar las cosas, no por deporte. Para eso uno debe poder elegir cuándo y con quién hace política. Dado que tuve la suerte de poder llegar muy alto en tan corto tiempo, también era un desafío cómo encontrar una actividad que me permitiera seguir pagando el alquiler. ¿Hay poder en el Estado? Por supuesto. ¿Lo hay en el mercado? También”.

Pero en la consultora no encuentra solo una salida laboral, descubre un nuevo modo de empoderarse: ahora es desde las entrañas de la elite económica más concentrada hacia la cosa pública. Carlos Bianco traza la frontera: “Emmanuel es un gran compañero y trabajamos muy bien cuando yo estaba en Cancillería y él en el Ministerio. Un compañero con el que dimos clases e hicimos política. Pero eligió otro camino, que es la consultoría, y nosotros la política”.

Durante sus primeros meses de gestión, Cambiemos le paga a los holdouts y abre el grifo del endeudamiento para solventar la fuga de capitales. A la devaluación le suma una liberación infernal de precios. EAA hace su balance: “Nuestro diagnóstico con Axel era que el déficit fiscal está generado por el déficit externo. Todo el mundo te decía al revés: como ustedes gastan mucho, se comen el superávit externo. Nosotros decíamos no, el problema es que el sector energético nos desinvierte, nos obliga a importar un montón de energía y como la decisión política no es trasladarle ese costo a la gente, tenés que poner subsidios. Si nosotros destrabábamos eso, es decir, con abastecimiento energético volvíamos a tener superávit de 3 puntos. El problema era que no lo podías hacer en tres días: estatizabas YPF, levantabas la palanca y al otro día la importación iba a cero. Había gente que pensaba que había que soltar todos los precios, el tipo de cambio y entonces se acomodaba la economía. Trágicamente vino uno en 2016 y demostró que no era así”.

La política económica arrasa los ingresos de las mayorías. EAA critica el rumbo del gobierno, pero sus principales clientes -fondos de inversión, grandes bancos y empresas energéticas- se benefician como nunca y le permiten un súbito crecimiento personal que no se limita al plano económico.

Acá sin violar ninguna ley podés tener una carga tributaria más baja si armás una compañía en Delaware que si la armás 100x100 en Argentina. Ponele que un empresario dice: Yo soy patriota y la armo acá. El de Delaware tiene más guita para invertir y comerse al que es súper argentino y súper patriota.

 

cuanto peor, mejor

Un consultor se torna verdaderamente influyente cuando se transforma en un nodo de poder. Es decir, cuando los líderes del mercado y la política hacen pasar, a través suyo, datos e informaciones porque confían en que será capaz de inyectarles un plus de valorización. EAA traza su genealogía: “Hoy la gente que me contrata porque los conocí en la gestión son los menos. Brito y Mindlin son clientes. A ellos los conocí en mi paso como director. Con Marcelo [Mindlin] seguimos después de la gestión mucho tiempo hablando de economía y en un momento me dijo: “¿Me vas a cobrar o no? Porque lo que estás haciendo yo lo uso para tomar decisiones”. Así definen el vínculo desde Pampa Energía: “Emmanuel es consultado por todos. A nosotros vienen inversores chinos o los rusos para un negocio y los mandamos a hablar con él. Marcelo tiene charlas periódicas. Ojo: no es un nexo con el gobierno. A Marcelo eso no le hace falta, levanta el teléfono. A nosotros lo que nos sirve es tenerlo cerca, dentro de nuestro círculo”.

EAA lo confirma: “Yo conocía a muchos fondos y bancos del exterior que venían a invertir en compañías que eran clientes nuestros. Entonces cuando venía uno que tenía muchas dudas con la compañía y quería una visión de Argentina, algunos de estos clientes nos decían: ¿Vos le podés dar una visión? Eso implica tener todos los datos, todos los números. Y no decir todo el tiempo: Me dijo, Te dije, Le vi la cara al ministro, me parece que va por acá. Eso no sirve para nada”.

En septiembre de 2017, cuando el macrismo vive su máximo apogeo, escribe en un informe de coyuntura: “La desregulación de la demanda de dólares, la cada vez mayor apertura de la economía y la dinámica del endeudamiento externo agravan el déficit de cuenta corriente, tanto por el lado de las importaciones, como de la remisión de utilidades y el pago de intereses. El cambio de modelo logró modificar la dinámica de la cuenta financiera, aunque con una composición que no es sostenible en el tiempo”. A inicios de 2018 le advierte a fondos de inversión extranjeros que “con el dólar a 17 pesos y con cupones del 5%, si cobran un cupón, festejen. No piensen que van a cobrar porque están haciendo una cuenta en un país que tiene el dólar a 17 pesos. Lo van a tener que reestructurar en algún momento. Dijimos: Hay un 5% de déficit de cuenta corriente y el ministro de Finanzas acaba de decir que no hay rollover de deuda, estamos en la puerta de una crisis. Ahí nos llenamos de clientes”.

La consultora PxQ se vuelve de alta gama, trasciende las fronteras nacionales y logra cuentas en Reino Unido, Brasil, México y Canadá.

Después de las presidenciales de 2019, en la que oficia de nexo entre el Frente de Todos y el gabinete económico del derrotado Cambiemos, comienza un trascendido que todavía se mantiene en loop: su nombre como posible ministro de Economía de Alberto Fernández. Así lo piensa: “¿Para mí ser ministro de Economía es la posibilidad de cambiar cosas? En ciertos escenarios sí, en ciertos escenarios no. ¿Me atrae? Si es para poder cambiar cosas, sí. Lo segundo que me pasa es que la consultora todavía es algo nuevo y a mí me súper divierte”.

Buena parte de sus excompañeros del Cenda, con los que compartió un proyecto político, retorna a la gestión nuevamente bajo el liderazgo de AK. Él, por el contrario, navega entre charlas privadas con el presidente y los servicios para una elite económica cuyos comportamientos especulativos considera históricamente determinados por la macroeconomía: “Como decía Aldo Ferrer, si traés a un empresario alemán y lo ponés a producir en Argentina, a los dos meses está comprando dólares. El problema es el esquema de incentivos. Me refiero a una política monetaria que favorezca tener pesos y no dólares. Para mí la economía moldea los comportamientos. Ahora, Biden no le pudo cobrar impuestos a Google y no sabe dónde tiene los activos. A mí me parece que hay una parte importante del empresariado local, no me animo a decir mundial, que se está empezando a preocupar por la inestabilidad que genera este esquema de incentivos. Acá sin violar ninguna ley podés tener una carga tributaria más baja si armás una compañía en Delaware que si la armás 100x100 en Argentina. Ponele que un empresario dice: Yo soy patriota y la armo acá. El de Delaware tiene más guita para invertir y comerse al que es súper argentino y súper patriota”.

El tiempo dirá si EAA tendrá un segundo round desde un gobierno envuelto en una tempestad económica y una interna salvaje. O si seguirá encontrando jugosas oportunidades de negocios en este tembladeral nativo que ahora también se sacude con las consecuencias inclementes de la guerra.

Para publicar más notas como estas necesitamos tu apoyo. Te invitamos a suscribirte a nuestra edición impresa o comprar el último ejemplar de la revista. También podés recibir todas nuestras novedades por Telegram, los domingos nuestro newsletter semanal el mundo en crisis y escuchar el podcast semanal crisis en el aire con lo más importante de la política argentina.

Destacadas
soberanía volcánica / lo sagrado y lo profano / parque nacional y popular
Por Hernán Schiaffini
podcast de revista / nacional rock / el resumen político de la semana
Por Colectivo Editorial Crisis
crisis eran las de antes / junio de 1974 / del general al comandante
crisis ecológica / neodesarrollismo quemado / mal crecidos
Por Ulrich Brand, Por Markus Wissen