chapar con mi generación | revista crisis
chapar con mi generación
Les adolescentes cierran los ojos y se besan. Las fotos de Julieta Christofilakis se enredan en esa telaraña afectiva sin orden ni protocolo. Helena Wisznia habla de una confianza contagiosa, colorida, torpe. El saber está en las manos que acarician y nada malo nos harán.
28 de Julio de 2020




Besarse con amigues

como la verdadera

adolescente de mi generación que soy

acariciar sus cabezas de colores

agitados por el ritmo de una fiesta

y dormirme en sus piernas

sabiendo que

todo el amor

de mi generación

está en esas manos que me acarician

y por más

que no tenga

más fuerza

puedo dormirme

al ritmo de la electrónica

que se que:

esas manos

están ahí

y no me van a hacer nada malo

chapar con mi generación

con la torpeza

con lo que no entiendo.

Te doy un beso porque

sos mi amigue y te quiero

y me voy después

a mover las manos a otro lado

estas manos

con las que acaricio

los pelos de colores

de mi generación

que duerme sobre mis piernas.

Para publicar más notas como estas necesitamos tu apoyo. Te invitamos a suscribirte a nuestra edición impresa o comprar el último ejemplar de la revista. También podés recibir todos los domingos nuestro newsletter semanal el mundo en crisis y escuchar el podcast semanal crisis en el aire con lo más importante de la política argentina.

Relacionadas
ensayo visual | crisis #41