Jujuy: el laboratorio de la derecha radical | Revista Crisis
elecciones 2021 / quebrada roja y blanca / no hubo milagro
Jujuy: el laboratorio de la derecha radical
En la provincia más norteña del país arrasó nuevamente el radicalismo de Gerardo Morales. Hubo, en el búnker, abrazos exultantes con Martín Lousteau y con el posible candidato bonaerense de los boinas blancas, Facundo Manes.
Ilustraciones: Martina Cúneo
28 de Junio de 2021

 

Cuatro datos que dejó la elección en Jujuy:

1. El Frente Cambia Jujuy de Gerardo Morales arrasó con el 42% de los votos. Ponía 13 bancas en juego y alcanzó 18.

2. Entre todas las opciones peronistas, solo el Frente de Todos-PJ logró un 13,62%, lo que significó 6 diputades.

3. El Frente de Izquierda, que defendía 4 diputados, obtuvo un 7,63%. Por lo tanto no retuvo ninguna banca.

4. Milagro Sala y su Frente Unidad para la Victoria tan solo consiguió el 5,43% de los sufragios.

 

Luego de cinco años y medio en la gobernación, Gerardo Morales tiene como norte su precandidatura presidencial. El fino equilibrio entre acoplarse a Alberto Fernández y al mismo tiempo despegarse del gobierno macrista para el cual Jujuy fue un laboratorio de prueba, lo pone constantemente entre la espada y la pared. Ayer domingo buscaba la aprobación popular como trampolín para jugar en la interna presidencial y continuar garantizando mayoría en la legislatura para una eventual reforma de la Constitución provincial. Lo que estuvo en juego en la elección fue su caudal político: en definitiva, el poder. Y si algo demostró es que tiene poder.

De las 24 bancas que se renovaban en las elecciones legislativas de ayer domingo 27 de junio, 13 pertenecían al oficialista Frente Cambia Jujuy, cuyo principal partido es la Unión Cívica Radical. Después había 5 del Frente de Todos-Partido Justicialista, 2 del Frente Primero Jujuy, identificado con el vicegobernador Carlos Haquim, y 4 del Frente de Izquierda y de los Trabajadores. Las urnas pusieron fin a esta cierta heterogeneidad: solo dos fuerzas –el oficialista Frente Cambia Jujuy y el Frente de Todos-PJ- se repartieron las bancas en disputa: 18 se llevó el oficialismo y 6 el peronismo del empresario Rubén Armando Rivarola, presidente del partido.

 

por el piso

Obtener el 5% del padrón habilitado para lograr una banca fue la principal ambición para algunos espacios. Llegar a 30.000 votos aproximadamente en el contexto de una pandemia que lejos está de finalizar, resultó imposible para la mayoría, más aun tomando en cuenta la cantidad de colectoras, en especial en ciudades con mayor cantidad de electores. En el caso del Frente de Izquierda Unidad, primero llamó a defender su voto desde una carta abierta firmada por los principales referentes del sector y luego en una conferencia de prensa brindada por Nicolás Del Caño. Finalmente no consiguieron el objetivo y quedaron debajo del piso mínimo, perdieron todas las bancas que ponían en juego. La buena noticia para el FIT fue que al menos ingresó Gastón Remy como concejal en la capital de la provincia.

El temor por el ausentismo del segmento de la población representado por la franja etaria más elevada había generado dudas sobre la cantidad de asistentes. Esto preocupaba porque han sido precisamente los adultos mayores quienes garantizaron un importante número de ciudadanos en las urnas elección tras elección. Si bien en algún momento se había deslizado la descabellada idea de habilitar “Mesas COVID” por parte del oficialismo, donde infectados con el virus pudieran sufragar, la propuesta de desplomó por su propio peso. No solo que no hubo mesas sino que el Ministerio de Salud de la Provincia indicó que aquellas personas que se encontraban en aislamiento desde el día 17 de junio (diez días antes de las elecciones), no debían presentarse a votar. Sin embargo, durante los comicios se detectaron 130 positivos.

 

oficialista y opositor

Las seis alternativas electorales peronistas fueron el síntoma más claro de una fragmentación fulminante. El Frente Primero Jujuy, comandado por el decorativo vicegobernador Carlos Haquim, presentó lista por fuera de la coalición oficialista pero también del peronismo que dice representar. La pata justicialista que sostiene el armado de Gerardo Morales huele a rancio hace tiempo. Con propuestas como la creación de viceintendencias (en Jujuy no existe tal figura), una ley de ficha limpia y el tope a las reelecciones indefinidas, este espacio se propuso ocupar un nicho “peronista” pero al mismo tiempo antikirchnerista y, sobre todo, anti Milagro Sala.

El objetivo principal de Primero Jujuy radicaba en lograr dos escaños en la legislatura provincial. Especialmente el segundo lugar más que el primero, ocupado por Susana Haquim, hermana del vicegobernador. El resultado fue decepcionante con un 7,31%.

Madurado al calor de los caudillos peronistas, Rubén Armando Rivarola,  presidente del Partido Justicialista, terminó siendo el más beneficiado con el orden dispuesto en la lista del Frente de Todos-PJ. Su negativa a ubicar en la lista a más de un representante por sector, provocó el éxodo de Carolina Moisés, la ambiciosa diputada nacional que decidió armar un frente propio; y también la abstención de Guillermo Snopek, el cuñado de Gerardo Morales, quien decidió no participar en los comicios.

Así se allanó el camino de Rivarola para imponer sus nombres propios. Su esquema empresarial (es propietario de la sociedad anónima de limpieza urbana más importante de la provincia, además de un multimedio), se vio replicado en la política. Las prácticas noventosas estuvieron a la orden del día. El presidente del PJ tuvo un armado sólido con representantes o personas de su confianza en cada mitin de campaña celebrado en cualquier parte del territorio provincial. Al igual que los candidatos del actual gobernador, los folletos, afiches y todo tipo de publicidad callejera tuvieron su cara, en lo que parece ser una fuerte apuesta para la batalla de 2023.

Con la renovación de cinco bancas, el Partido Justicialista jujeño, devenido en Frente de Todos-PJ (solo por la coyuntura), aspiraba a lograr al menos siete lugares en la legislatura provincial, lo que hubiera representado una buena elección que fortalecería aún más a Rivarola y le daría mayor poder de negociación con Gerardo Morales, con quien mantiene un vínculo amigable). Su fuerza finalmente fue la segunda más votada con un 13,62%, lo que le significó el ingreso de seis diputades.

 

frente a frente

La diputada nacional Carolina Moisés, quien fuera elegida en 2019 por el Frente de Todos, optó por el armado propio, denominado Frente Todos por Jujuy, con la pretensión de ubicar al menos dos de sus alfiles en la categoría de diputados provinciales. La partida de la Corriente de Liberación Nacional (Kolina) junto a la Liga de Intendentes, Comisionados, Concejales y Vocales Municipales Justicialistas, debido el supuesto incumplimiento de acuerdos establecidos hacia adentro, resintió la construcción frentista.

La lista de Moisés fue encabezada por Carlos de Aparici, abogado y actual delegado de las oficinas de la Dirección Nacional de Migraciones en Jujuy. De Aparici posee genética política ya que su padre Ricardo fue gobernador de la provincia entre diciembre de 1987 y noviembre de 1990. En segundo término, lo acompañó Patricia Gutiérrez, referente en su momento de Unidad Ciudadana, fuerza que la ubicó como concejal de la importante ciudad de Libertador General San Martín en la contienda electoral del año 2017. La mala elección (6,59%) de la lista de Moisés, que nunca se caracterizó por ser una tiempista, pone en jaque sus ambiciones hacia delante.

Otro camino fue el recorrido por el senador nacional por el Frente de Todos-PJ, Guillermo Snopek, también con ADN político y cuñado de Gerardo Morales. “Guillermito” optó por alejarse de una posible disputa en la que podría perder más de la cuenta. Snopek mantiene un enfrentamiento personal con el gobernador. Tal es así que en una de sus pocas e intrascendentes apariciones en las sesiones del Honorable Senado de la Nación, manifestó públicamente una persecución hacia su persona por parte del primer mandatario jujeño. De este modo, mantiene intactas sus posibilidades de iniciar un armado que lo ubique en el mapa de los posibles candidatos a gobernador en 2023.

 

esperando un milagro

Si algo apareció en el radar de la política en tiempos electorales en Jujuy fue el nombre de Milagro Sala. Su figura reconocida a nivel nacional expuso de forma permanente al gobernador. El desfile de funcionarios nacionales por el domicilio de la líder social inquietó mucho los ánimos de Morales. El hecho más importante de los últimos tiempos fue aquel regreso del ex mandatario Evo Morales a su tierra vía La Quiaca-Villazón. Para la ocasión, el líder boliviano visitó la casa de Sala, en lo que fue un cálido encuentro repleto de militantes que enervó las pasiones radicales.

Pero así como inquieta, rápidamente se convirtió en slogans de campaña del oficialismo: “Conservar la paz social que tenemos”; “Hoy Jujuy es paz” o “No quiero un Jujuy Convulsionada”. Estas expresiones vertidas por Omar Gutiérrez, el candidato del Frente Cambia Jujuy, que ni siquiera en campaña dejó su cargo de director operativo del Comité Operativo de Emergencia (COE) provincial, aludían sin sutilezas a lo que alguna vez fue el reclamo de algún sector de la sociedad, quizás el más postergado, en las calles.

Se sumó un fallo judicial con un mensaje netamente político y electoral: la reciente condena por parte del Tribunal Oral Federal de Jujuy a tres años y seis meses de prisión contra la líder social por un hecho ocurrido en octubre del año 2009, conocida como la causa de “los huevos”, a raíz de un escrache que realizó la Tupac contra el gobernador Morales que incluyó insultos, vidrios rotos y lanzamientos de huevos.

Agitar la bandera de Milagro Sala como el monstruo que amenaza la “ansiada paz social” todavía genera adhesiones, pero muchas veces no alcanza. Sobre todo cuando la gestión tiene poco que mostrar, mucho menos en épocas de pandemia.

En lo que refiere al juego político de Milagro Sala, vale mencionar la capacidad de resiliencia de la líder tupaquera. Con algunos guiños de Nación y otras participaciones locales de los desencantados con el presidente del PJ u otros espacios justicialistas, Sala resolvió jugar casi en soledad. Ya en diciembre de 2020 había comenzado a gestarse su Frente de Unidad para la Victoria, con la visita y foto de algunos integrantes de su espacio con el presidente Alberto Fernández en Olivos. Con el camaleónico Martin “Dingui” Palmieri a la cabeza, un histórico “militante” peronista que ocupara algunos cargos menores en épocas fellneristas, el Frente Unidad para la Victoria se animó a dar un duro combate pero no hubo milagro: obtuvo un pálido 5,43%. Palmieri, su candidato, supo coquetear con el propio vicegobernador Haquim cuando Gerardo Morales osó intervenir en la interna pejotista. Por eso, sin lugar en ningún frente que “huela” a peronismo, el “Dingui” es hoy la cara visible del espacio comandado por Milagro Sala. En su último pasó por Salta, diez días antes de los comicios de ayer, en el marco de los actos por los 200 años del fallecimiento del General Martín Miguel de Güemes, Alberto Fernández volvió a recibir a los candidatos de Unidad para la Victoria Martin Palmieri y Alejandra Cejas, dando cuenta de un tibio apoyo electoral.

Si bien Jujuy no representa uno de los distritos más importantes del país, desde Nación siempre se observa de reojo lo que suceda en un territorio complejo por la fragmentación del peronismo y la importancia que tiene el radicalismo local. Una provincia gobernada por un hombre que recibió mucho apoyo en la etapa macrista y que por ahora supo sobrellevar con éxito el cambio de gestión a nivel nacional.

Para publicar más notas como estas necesitamos tu apoyo. Te invitamos a suscribirte a nuestra edición impresa o comprar el último ejemplar de la revista. También podés recibir todas nuestras novedades por Telegram, los domingos nuestro newsletter semanal el mundo en crisis y escuchar el podcast semanal crisis en el aire con lo más importante de la política argentina.

Relacionadas
elecciones 2021 / cobertura popular y prolongada / misiones vota pri
Por Pedro Lacour
elecciones 2021 / cierre de listas / oposición cambiemita
Por Gabriel Vommaro
elecciones 2021 / cierre de listas / oficialismo peronista
Por Natalí Incaminato, Por Pablo Pizzorno
elecciones 2021 / el enojo de los gauchos de güemes / picardía de gobernador
Por Martín Sánchez , Por Mariano Álvarez
unipe en crisis / elecciones 2021 / jóvenes en un cuarto oscuro
Por Mariana Liceaga , Por Diego Rosemberg
elecciones 2021 / cobertura federal y prolongada / ñanderekó radical
Por Gabriela Bissaro, Por Andrea de los Reyes
elecciones 2021 / el peronismo unido fue vencido / dos años no es nada
Por Colectivo Editorial Crisis
podcast de revista / nacional rock / el resumen político de la semana
Por Colectivo Editorial Crisis
Destacadas
crisis eran las de antes / enero de 1976 / variaciones en rojo
Por Jorge Lafforgue, Por Jorge B. Rivera
drugfare / policías en el ring / perfil subterráneo
Por Julián Maradeo
alto perfil / señores, soy de derecha / otra víctima serás
Por Ximena Tordini
adelanto / políticas de lo invisible / nombrar a les ausentes
Por Ximena Tordini